sábado, 3 de diciembre de 2016

In the fire of time / En el fuego del tiempo (English)



It is with great pleasure that I announce the inception of DARKLIGHT PUBLISHING LLC, established in New York City to disseminate the poetic work of Latin American and American authors. Translation and editing is in the capable hands of teams of poets from Mexico and the United States, ensuring that we will arrive at translations that closest approximate what the poet had in mind.

This worthy project will be realized through our publication of bilingual editions that will be available for purchase worldwide, both as printed books and downloaded digital files (e-books), for reading on most electronic devices (laptops, tablets, smartphones, etc).

Our first title, In the fire of time (En el fuego del tiempo), by the talented Mexican poet María Ángeles Juárez Téllez, presented in bilingual format, is also the first of our BRIDGES poetry series and is available from now. Several other such publications, representing the fine work of poets in both countries, are currently “in the works”.

Translated from Spanish into English by Arthur Gatti and Roberto Mendoza Ayala, with a cover design by Alonso Venegas, and seven magnificent illustrations by Midori Adelaida Valle, In the fire of time (En el fuego del tiempo) can be purchased in print or digital through amazon.com from anywhere in the world by entering the following link:


or in Mexico, through amazon.com.mx: 




In the fire of time (En el fuego del tiempo) by María Ángeles Juárez Téllez

During more than thirty years of exemplary endeavors in her field, María Ángeles Juárez has gifted to us a magnificent collection of poetry, essays and narrative work. Those who have had the privilege of reading her previous writings, will realize that in her book In the fire of time she has revitalized all the passion and wisdom accumulated in an ecstatic life of literary transcendence, rescuing from the entrails of body and mind the flames that have tattooed her inside and out.

Hers is a full-bodied voice with an aesthetic that is born of her continuous study of language, making unpretentiously evident to us her extensive readings as well as the assimilation of the work of great writers: Lopez Velarde's national vision and the mourning luminosity of Villaurrutia; the mystique of the God- fearing John of the Cross, or the fervent poetry of Concha Urquiza.

María Ángeles Juárez drinks from these —and from many other literary streams— in a natural and fertile way. Her voice is clear, strong, beautiful and mature. She leaves in her wake many crackling traces —metaphors and verses of fire. They are evidence that shows us where we must look to find her.

Roberto Mendoza Ayala



viernes, 2 de diciembre de 2016

In the fire of time / En el fuego del tiempo



Tengo la gran satisfacción de anunciar el inicio de actividades de la editorial DARKLIGHT PUBLISHING LLC, establecida en la Ciudad de Nueva York con el propósito de difundir la obra poética de autores latinoamericanos y norteamericanos. El trabajo de edición y traducción está a cargo de un equipo de poetas de México y de los Estados Unidos, a fin de asegurar en nuestras versiones el mejor acercamiento a la intención poética de cada escritor.

Ello se realizará a través de ediciones de carácter bilingüe, disponibles mundialmente para su adquisición tanto como libro impreso o bien mediante descarga en archivo digital (e-book), y para su lectura en la mayoría de los dispositivos electrónicos tales como laptops, tabletas y teléfonos celulares (smartphones). 

Nuestro primer título se llama In the fire of time (En el fuego del tiempo) de la talentosa poeta mexicana María Ángeles Juárez Téllez; constituye también el primer número de nuestra colección de poesía en presentación bilingüe denominada BRIDGES (“Puentes”, en español), y está disponible a la venta desde noviembre de 2016. Próximamente se integrarán a esta serie obras de escritores en ambos idiomas, con títulos que ya se encuentran en proceso de edición.

Traducido del español al inglés por Arthur Gatti y Roberto Mendoza Ayala, con diseño de portada de Alonso Venegas, y siete magníficas ilustraciones de Midori Adelaida Valle, In the fire of time (En el fuego del tiempo) de María Ángeles Juárez Téllez puede adquirirse en versión impresa o digital a través del portal amazon.com en los Estados Unidos y desde prácticamente cualquier lugar del mundo ingresando el siguiente enlace: 


Y en especial para México, en el portal amazon.com.mx ingresando el siguiente enlace:



In the fire of time (En el fuego del tiempo)  de María Ángeles Juárez Téllez

A lo largo de más de treinta años de empeño profesional, María Ángeles Juárez nos ha legado un magnífico conjunto de obra poética, ensayística y narrativa. Quienes hayan tenido el privilegio de leer su trabajo previo, se darán cuenta que en su libro En el fuego del tiempo (In the fire of time) la escritora ha volcado toda la pasión y sabiduría acumuladas en una lograda intención de trascendencia literaria, rescatando de las entrañas del cuerpo y de la memoria la lumbre que le ha tatuado por dentro y por fuera.

Es la suya una voz de cuerpo entero con una estética nacida del estudio continuo del lenguaje, que hace evidente sin falsos alardes sus abundantes lecturas así como también la asimilación de la obra de los grandes escritores: la visión nacional de López Velarde y la luminosidad luctuosa de Villaurrutia; la mística del infierno tan temido por San Juan de la Cruz, o la poética fervorosa de Concha Urquiza. 

María Ángeles Juárez abreva de todo ello —y de muchas fuentes literarias más— con naturalidad y provecho. Su voz poética es clara, fuerte, bella y madura, dejando por el camino un rastro crepitante de epígrafes, metáforas y versos de lumbre. Evidencias que nos señalan a dónde debemos mirar para encontrarla.

Roberto Mendoza Ayala



lunes, 28 de noviembre de 2016

Estas palabras / These words


ESTAS PALABRAS

que vienen y van 
volando por los cielos 
de planicies y montañas
palabras que iluminan 
quieren ser vistas
quieren ser leídas
a través de muros de cristal 
alguien las quisiera 
mudas como insectos 
estrelladas sobre un parabrisas
artrópodos aplastados 
muriendo 
secando 
sus esqueletos
en el desierto 
del aislamiento
palabras monarca
mariposas de significado
no paren de viajar 
y revolotear en donde
está la verdad
no teman
a una sombra pasajera.

*   *   *   *   *

THESE WORDS

that come and go 
flying through the skies 
of plains and mountains
words that enlighten 
want to be seen
want to be read
going through glass walls 
some would want you 
muted as crushed 
insects on a windshield
smashed arthropods 
dying 
drying 
their skeletons 
in the desert of 
isolation
words monarch
butterflies of meaning
don’t stop traveling 
and fluttering over
where the truth is
don’t be afraid
of a shadow fleeting 


Roberto Mendoza Ayala
New York City, November 9th, 2016

domingo, 2 de octubre de 2016

From Whitman to Ginsberg


El pasado viernes 30 de septiembre, gracias a la invitación del poeta Bernard Block, tuve la oportunidad de participar en la 15a. edición del ciclo de lecturas organizado por él, llamado: "Poems that challenge conventional wisdom" (Poemas que desafían la sabiduría convencional) en el Cornelia Street Cafe, sitio que es ya considerado una institución cultural en la Ciudad de Nueva York, y en donde se han presentado artistas de diversos géneros desde 1977. 

Además del anfitrión Bernard Block, acudimos para leer nuestra obra en inglés los poetas Cindy Hochman, Richard Hott, Arthur Gatti y yo.

Aprecio la calidez del público neoyorquino, verdaderamente singular, porque no tiene reparos en acoger como uno de los suyos a quien tiene algo qué decir no importando etnia ni nacionalidad, apostando solamente a su honestidad creativa, algo que he constatado en numerosas ocasiones.

En particular como mexicano aprecio y entiendo el interés que se tiene en Nueva York por nuestra cultura y hasta por nuestros problemas actuales, más allá de las explicaciones a éstos últimos que los connacionales compartimos (un ejemplo: el poema acerca de "los 43" de Bernard Block).

Bernard Block en especial, ha hecho de su poesía un medio que incide de lleno en la problemática cultural contemporánea, aludiendo a situaciones humanas extremas o complejas, lo que lo ha llevado a ser incluido en diversas antologías y revistas en Europa y los Estados Unidos.  

  
BERNARD BLOCK

Esa noche Cindy Hochman reveló sabiduría con sus lecturas y también nos compartió un rato de buen humor satírico con su poema al corazón (Heart). Cito un verso de éste:

Dick Cheney got a new heart. As the guilty donor sighs in his grave.

("Dick Cheney tiene un nuevo corazón. Mientras el donante culpable se lamenta en la tumba.")

CINDY HOCHMAN

Richard Hott, residente de San Francisco, California, y quien luego de la lectura nos platicó con mucha gracia algunas de sus anécdotas con Ferlinghetti y Ginsberg, cuestionó mediante un solo poema extenso construido con varias imágenes, algunas de las situaciones políticamente "correctas" que han definido la historia de los Estados Unidos ("America").

RICHARD HOTT

Arthur Gatti, quien vivió por algunas temporadas en nuestro país, leyó varios de sus poemas, entre ellos su emotivo "Death Poem #3", que relata sus impresiones por la muerte de un niño campesino. Tuvo la gentileza de leerlo tanto en español como en inglés. Transcribo la primera estrofa en español:

Niño si quieres, te compraré esta tierra.
Niño, si me lo pides,
el sonido de las barrancas te daré;
si me ruegas, niño mío, 
el verde aquí estará 
rezando en tus sueños.


ARTHUR GATTI

En cuanto a mis poemas, debo decir que al menos la mitad de los que leí esa noche fueron escritos directamente en inglés, no sin un extenso trabajo de corrección y consulta posterior, y siempre teniendo a mano el diccionario. 

Si bien de inicio he tenido la "desventaja" de enfrentarme a un idioma que no es mi lengua nativa, el uso de acepciones inusuales o fuera de uso corriente en el inglés ha dotado a mis palabras, al decir de mis colegas estadounidenses, de alguna originalidad añadida a su intención poética.  

Con estos ciclos de lecturas, la escena literaria de Nueva York mantiene viva una tradición que ya es más que bicentenaria en el West Village, gracias a personajes como Bernard Block y a lugares como el Cornelia Street Cafe.


ROBERTO MENDOZA AYALA

Fotografías: Ptr Kozlowski







martes, 30 de agosto de 2016

Gobernación y la CNTE: Anti valores entendidos.

Hoy, 30 de septiembre de 2016, han transcurrido varios meses desde que el Gobierno Federal y la Coordinadora "Nacional" de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen aparentemente un conflicto de vencidas intentando uno aplicar la Reforma Educativa en los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán y los otros la abrogación de esa misma ley.

Han sido meses de "diálogo" en la Secretaría de Gobernación, sin que los ciudadanos sepamos bien a bien qué es lo que se está negociando, dado que la Secretaría no tiene facultades para eliminar una ley que de un plumazo les quitó el control del presupuesto y la nómina educativa en esos lugares a los integrantes de este sindicato, y que por décadas ejercieron un poder omnímodo sobre la sociedad mediante extorsiones en varias modalidades: venta de plazas magisteriales; venta de ascensos, cambios de adscripciones y nombramientos de profesores; chantaje en la entrega de documentación escolar, cobro de cuotas a maestros y padres de familia, etc.

Ha sido en verdad molesto leer los periódicos y las redes sociales durante este tiempo y ver con decepción cómo nuestras autoridades han enfrentado esta oposición de manera por demás humillante, poco digna y sin firmeza, pues la ley es muy clara respecto a lo que es posible otorgar o no ¿Qué es lo que se ha negociado interminablemente entonces?

Mientras tanto, la CNTE no ha cesado en sus bloqueos y plantones; en amenazas veladas o cumplidas de toma violenta de casetas de cobro, vehículos particulares, oficinas públicas, aeropuertos, plazas comerciales, escuelas, y un sinnúmero de instalaciones o vías de comunicación susceptibles de ser invadidas sin importar los derechos de terceros inocentes. Éstos últimos en ocasiones son hasta secuestrados adentro de vehículos o edificios. Ello sin contabilizar las millonarias pérdidas económicas que implican estas acciones dignas de una guerrilla tercermundista y menos aún sin evaluar el daño social, la ignorancia y la pobreza a la que se ha condenado a millones de estudiantes en esa región, que no tienen un ciclo escolar completo desde hace años.

Para quienes observamos el actuar de nuestras autoridades, aquellos que hemos leído y creído en la bondad de las Reformas promulgadas al inicio de este sexenio, en especial la Reforma Educativa cuyo trasfondo necesariamente toca lo laboral eliminando la obligación del Estado de proporcionar trabajo a perpetuidad a los maestros sin que éstos tengan a cambio responsabilidad alguna, una y otra vez hemos expresado en las redes sociales nuestras opiniones y sugerencias; aportamos datos, transcribimos artículos de la ley, exhibimos las mentiras de la CNTE, nos enfrentamos en los foros con los emisarios de este nefasto sindicato con tal de no dejar el campo libre a sus opiniones torcidas producto de una visión ideológica trasnochada y victimista que condena sistemáticamente toda acción proveniente de cualquier autoridad.

Sin embargo, muchas palabras, mucho "diálogo" y muchos meses después, veo con tristeza que nada de lo dicho o sugerido, y nada de lo que legalmente procede, ha sido realizado por nuestras autoridades. A pesar del vandalismo imperante, el día de hoy nuestro secretario de Gobernación afirma que el "diálogo" con la CNTE continuará pero esta vez de manera pública, abierta a los medios, evitando la secrecía de las reuniones anteriores.

Eso que parece una gran jugada, es en realidad solo un modo más de patear el bote para no solucionar nada: abrir las pláticas al escrutinio público es algo que obviamente no va a aceptar este sindicato, pero lo peor es que es algo que ya todos sabíamos desde el principio y así lo exigimos desde hace meses para que se exhibieran de entrada el cinismo de las peticiones así como la incongruencia de la CNTE. Pero solamente hasta que el conflicto está sin solución posible a la vista surge del lado del gobierno la "exigencia" de dialogar así, qué casualidad. A estas alturas, ofrecer diálogo ya sea abierto o secreto a quienes delinquen impunemente desafiando a nuestras instituciones, ¿qué sentido tiene?

También nos enteramos hoy por una solicitud de información del periódico Milenio, que a la fecha no hay UN solo maestro de la CNTE cesado por la SEP, lo que contradice las declaraciones que tanto el secretario de Gobernación como el de Educación han hecho en diversas ocasiones. ¡Tremendas mentiras nos hemos tragado! ¡Con razón esto no se acaba! ¡Todo este tiempo nuestro gobierno ha estado financiando a la CNTE, al conflicto mismo!

Parece pues, que nuestro gobierno nos ha tomado el pelo a todos: a opositores y favorecedores de la Reforma Educativa, a maestros y padres de familia, a empresarios y comerciantes, a académicos ilustrados y a simples ciudadanos de a pie. Y sobre todo a las principales víctimas de este conflicto: a los millones de estudiantes sin esperanza. Para este gobierno todos somos carne de cañón electoral, sujetos de extorsión, generadores de ingresos futuros a expoliar, masa ignorante, material desechable.

Cada vez es más claro el panorama, cada vez con más tristeza, veo que mi querido país quedó en las garras de un grupo sin escrúpulos, interesado en saquear lo que le es posible mientras entre elección y elección simula atender o solucionar conflictos y carencias urgentes. Cada vez es más evidente para mí que terminar el conflicto con la CNTE (o terminar con la CNTE misma) para imponer la Reforma Educativa fue un mal negocio para algunos funcionarios de este gobierno priista que ya no hallan la manera de extinguir "sin que se note" lo ellos mismos impulsaron.

Veo que eliminar a la CNTE representaría para este gobierno corrupto, clientelar, provinciano y electorero tanto como cortarse un brazo o una pierna, algo que no va a hacer nunca, pues los intereses implicados se lo impiden. La CNTE es una concesión concebida y manejada por los sucesivos gobiernos priistas de Oaxaca desde Heladio López Ramírez. Y vaya uno a saber a dónde va a parar el dinero del presupuesto educativo de ese estado (y los demás mencionados), aunque imaginamos que el sueldo de tantos comisionados, aviadores y plazas fantasmas necesariamente está compartido con  los funcionarios de la clase política de esos estados y ¿por qué dudarlo? de la SEP.

Yo creía que solamente el PRI podría descabezar el monstruo que creó, pero me equivoqué rotundamente: tanta simulación, tanta ineptitud, tanta impunidad, tanta tardanza y tanta omisión no pueden explicarse sin la connivencia, los guiños de ojos y los (anti) valores entendidos entre este Gobierno priista y la CNTE. Qué asco.

Hay que desnudar esto, sí, aunque ahora lamentablemente no queda sino la resignación, e impulsar con inteligencia candidatos presentables hacia el 2018 para tener un gobierno distinto sin compromisos ocultos o inconfesables, que tenga la suficiente voluntad para aplicar la ley, y para acabar por lo menos con este sindicato criminal que ha mermado las oportunidades de desarrollo de millones de los mexicanos más pobres entre los pobres de nuestro país.

A este paso...  






viernes, 12 de agosto de 2016

Anónimo Nobel (Cuento)



Hay oportunidades perdidas sin querer. Como el otro día, cuando frente a los cinemas de arte de Broadway Avenue leía yo un cartel con la reseña de la más reciente película de Woody Allen. 

Un señor de cabello blanco alborotado a lo Einstein y vestido con un extraño saco de parches vistosos, se acercó a mí para decirme que la semana pasada se había encontrado en la calle a Woody acompañado de su mujer, y tuvo oportunidad de hacerle un rápido comentario acerca de su obra. El polémico director había sonreído. 

"¡Sonreír! ¡Eso es algo que yo nunca le he visto hacer en sus películas!", me comentó entusiasmado. 

Dada la amistosa irrupción, intercambié nombres con él: se llamaba Sim --o Ziv--, compositor y poeta israelí. Me presenté con él también como escritor, aunque yo no era brasileño como él creía y al parecer eso lo desanimó un poco. 

¿Escribes en inglés?, me dijo. A veces, contesté, pero fundamentalmente escribo en español, mi lengua nativa. A pesar de su avanzada edad Sim --o Ziv--, parecía lleno de vigor y de inmediato me soltó si yo sabía de Tom Wolfe, el autor de Hoguera de Vanidades. ¡Por supuesto!, le respondí, lamentando ese pendiente acumulado en mi mesa de noche al que no he podido echarle una ojeada todavía. Pues resulta que Sim --o Ziv--, era el poeta favorito de Tom Wolfe, pues así lo había mencionado éste último en una entrevista. 

En Nueva York el más tullido es alambrista, por lo que yo no podía descartar la aseveración, por más fanfarrona que fuese. Sus ojos brillaban de satisfacción ególatra, y no obstante tratarse de un anciano, miraban como los de un arrogante muchacho de high school.

Después mencionó a Christo, el artista de instalaciones basado en Nueva York que envuelve en tela monumentos alrededor del mundo. Uno de los críticos de Christo habría señalado en alguno de sus artículos que Sim --o Ziv--, era un poeta fundamental de la lengua inglesa.

Entusiasmado por tan afortunado encuentro, le pregunté al maestro con humildad si podría yo encontrar algo de su trabajo en línea, si tenía alguna página o blog donde pudiese acercarme a su poesía.

¡No, no, no! ¡Internet is shit! (El internet es mierda), me espetó. Yo no tengo nada en internet, el internet ha hecho que la cultura se convierta en basura, afirmó enfático.

Bueno maestro, ¿tal vez pudiera entonces comprar alguno de sus libros...?

¡No he publicado nada aún! ¡Pero pronto publicaré mis poemas y hasta ganaré el premio Nobel!

Entendí que estaba hablando con uno de esos loquitos que abundan por acá. Sin embargo, no estaba de más ofrecerle mis servicios de publicación, quizás podrían serle útiles antes de que él colgase los tenis.

--¿Entonces, sólo escribe para usted mismo?

--¡Ya decidiré yo cuándo publicar! ¡No quiero que mi trabajo se vaya al internet! 

Intenté explicarle algo acerca del control que él como autor podría tener sobre su obra publicada, pero fue inútil: me interrumpió varias veces.

Decepcionado, le tendí la manó para despedirme, se hacía tarde para comprar unos suplementos que  encargó mi hermana, cerrarían la tienda si no me apuraba.

De pronto, parado en la banqueta a la entrada del cine, en la plena noche iluminada por una marquesina parpadeante de Broadway que anunciaba a Woody Allen, Sim --o Ziv--, empezó a recitar con lentitud el más inquietante poema en inglés que yo jamás haya escuchado. Hablaba de unos ruiseñores.

Noté su satisfacción por mi asombro mientras él cantaba esos primeros versos; pero medio minuto después se detuvo y volteó molesto para increparme: 

--¿Qué traes en el bolsillo? 

Yo tenía mi mano izquierda en el bolsillo del pantalón. 

--Nada, le dije. 

--¡Me estás grabando! ¡Me estás grabando! 

Saqué mi cartera, que es lo que yo tenía de ese lado, y se la enseñé, pero él me seguía viendo con enojo.

--¡No lo estoy grabando, tengo mi celular del otro lado! Lo saqué de mi bolsillo derecho y se lo mostré. Se hizo hacia atrás con horror, como si lo estuviera amenazando con una pistola.

--¡No, no no! 

Sim (¿O Ziv?) dio media vuelta y se perdió en el anonimato de la noche neoyorquina, la precariedad de mi memoria no atina a recordar ahora uno solo de sus versos.



  


martes, 9 de agosto de 2016

NAÏMA (Fiction)

There is a glint in Coltrane's saxophone. The spark suddenly lights and blackens the silver image. A man with his camera moves behind the musician while the notes of Naïma materialize in the air. His lips kiss the mouthpiece and his fingers run through the vertebrae of the instrument pouring a flood of fast moans in an ethereal blue concentric well. The camera man moves around the stage taking what he considers the best angles. Moments ago he had left the scene, but now he is back again, bothersome, with his rolling device focusing on the maestro, tainting the film forever: a wrinkle on a smooth impeccable suit. I can’t see his face, hidden behind the apparatus, but I do see for a moment the baggy trousers covering his legs, his common shoes with shoelaces. That camera focuses on me intently. It distracts me and in some way I lose step. I turn to McCoy. His blink confirms the false note, and we immediately fix that: I charge with a scale that incorporates the flat, which changes the mistake into a scroll ascending to Heaven. Warm sweat trickles down my sternum, which is a channel for new ideas. The last beats dissipate like smoke rings reaching all the corners of time. In the end, exhausted, I look at the camera lens: I watch its play of circular mirrors projected to infinity. I fall into the black pupil, I let it swallow me slowly towards the dark bottom, where I can see two dissolving figures. In that image we’re together: Coltrane and me. How do I know that? We both look ahead but only one of us does not have a saxophone, or a camera; I don’t want to play the video backwards.